A mediados de la década del ’70, el ambiente de la comunidad educativa de La Plata era muy tenso, tanto en facultades como en secundarios. La represión ilegal comandada por Ramón Camps y Miguel Etchecolatz (de la Policía Bonaerense), generaba terror en toda la sociedad, con foco en las/os estudiantes, quienes eran protagonistas de una intensa actividad política con tendencia revolucionaria peronista y de izquierda.

Con el objetivo de reprimirlas/os, las fuerzas de seguridad habían tomado las calles secuestrando y desapareciendo cada noche estudiantes, docentes, profesionales y trabajadoras/es de la ciudad. Durante los secuestros, las víctimas eran sometidas a torturas en distintos centros de detención clandestinos. Seis de ellos continúan desaparecidos (Francisco, María Claudia, Claudio, Horacio, Daniel y María Clara) y solo cuatro sobrevivieron (Pablo Díaz, Gustavo Calotti, Emilce Moler y Patricia Miranda).

Hoy recordamos este crimen de lesa humanidad perpetrado por el terrorismo de Estado. Un hecho conocido mundialmente porque en él se sintetizan muchos de los elementos más profundos de la memoria sobre lo ocurrido durante esos nefastos años en nuestro país.

Desde la FATUN una vez más promulgamos la defensa por la democracia en cada estamento y recordando a las compañeras y compañeros desaparecidas/os durante un tiempo que no debe volver a repetirse ¡NUNCA MÁS!

CON MEMORIA, seguimos construyendo nuestra historia.

nochedeloslapices #memoria #estudiantes #terrorismo #fatun